fbpx

Una preboda en los Pirineos catalanes  siempre es algo especial, por su magia y encanto. Y es esa magia y encanto las que hicieron que Pere y Miriam se conocieran y se enamoraran en Sant Llorenç de Morunys, al lado del Pantano de la Llosa del Cavall.

Una preboda con aire de naturaleza, paz y tranquilidad,… pero también de amor, risas y sonrisas.

Con Pere i Miriam, recorrimos los alrededores del pueblo. Me enseñaban apasionados cada rincón, primero con cierta timidez y risas (porque ante todo son pura simpatía), después ya solo hubo lugar para la ternura, la pasión y si, también más risas que no faltaron en toda la preboda.

Y es por esta alegría que contagian, que voy a mostrar no solo las fotos que mis compañeros fotógrafos me dicen que hay que subir (sí, las románticas y tiernas), sino que también quiero mostraros esas fotos donde no pueden dejar estos novios de ser ellos mismos, y hacer algún tontería de vez en cuando y unas bromas  que complementan a mi parecer este reportaje, y así mostrar a Pere i Miriam tal y como son.

 

2016-04-12_0001 2016-04-12_0002 2016-04-12_0004 2016-04-12_0005 2016-04-12_0006 2016-04-12_0008 2016-04-12_0010 2016-04-12_0013 2016-04-12_0014 2016-04-12_0016 2016-04-12_0022 2016-04-12_0024 2016-04-12_0026 2016-04-12_0030 2016-04-12_0031 2016-04-12_0033 2016-04-12_0036 2016-04-12_0037 2016-04-12_0038 2016-04-12_0041 2016-04-12_0042 2016-04-12_0044 2016-04-12_0045 2016-04-12_0046 2016-04-12_0049 2016-04-12_0050 2016-04-12_0054 2016-04-12_0057 2016-04-12_0058 2016-04-12_0061 2016-04-12_0062 2016-04-12_00642016-04-12_00682016-04-12_00692016-04-12_0066 2016-04-12_0070 2016-04-12_0074 2016-04-12_0076 2016-04-12_0077 2016-04-12_0079